jueves, noviembre 22, 2007

COMCOSUR AL DÍA - AÑO 9 - Nº 1455


Lunes 12 de Noviembre de 2007
Producción: Andrés Capelán
Coordinación: Carlos Casares y Yessie Macchi
COMCOSUR / COMUNICACIÓN PARTICIPATIVA DESDE EL CONO SUR
_________________________________________________________

HOY:
1) DE CONTRAGOLPE
EL GOBIERNO ANTE EL CASO GLOODTDOFSKY
2) A PESAR DE LO QUE DIGA FASANO
GLOODTDOFSKY SÍ AMENAZÓ A ROGER RODRÍGUEZ, Y MÁS...
3) GILBERTO VÁZQUEZ:
“LOS ESQUELETOS Y LAS CENIZAS SE TIRABAN A UN ARROYO”
4) ¿CORRUPTOS O INCAPACES?
SIGUEN LOS ROBOS DE ARMAS Y EQUIPOS EN LAS FUERZAS ARMADAS
5) NUEVO FOCO DE RABIA; YA SUMAN 26
AMPLIARON RADIO DE VACUNACIONES Y SIGUEN CAPTURAS
6) TIEMPOS MODERNOS
EL OCASO DE LOS AUGURES por Andrés Capelán
_________________________________________________________

“Vivimos en la mentira del silencio. Las peores mentiras son las que
niegan la existencia de lo que no se quiere que se conozca. Eso lo
hacen quienes tienen el monopolio de la palabra. Y el combatir ese
monopolio es central.” Emir Sader
_________________________________________________________

1) DE CONTRAGOLPE
EL GOBIERNO ANTE EL CASO GLOODTDOFSKY
Samuel Blixen (Brecha)

El relevo del General Raúl Gloodtdofsky puso en la agenda de discusión una cuestión de fondo: cómo modificar el pensamiento íntimo, y retrógrado, de muchos oficiales superiores de las Fuerzas Armadas.

"A veces los guapos después del whisky, se acobardan después del café con leche." La frase corresponde al General (r) Óscar Pereira y refiere a la conducta del General Raúl Gloodtdofsky. Este General, en actividad, acaba de ser removido de su cargo de segundo Comandante de las fuerzas que operan en Haití bajo el capítulo de preservación de la paz de las Naciones Unidas.

Según Pereira, que conoce íntimamente al Ejército, la actuación de Gloodtdofsky en Puerto Príncipe y sus críticas a la Armada nacional merecían la destitución y la sanción, aunque más no fuera por la "bacanal de diez horas" (así definió al encuentro de camaradería del 12 de octubre en el que Gloodtdofsky acusó a la marina de "traicionar al Ejército " y "dejarlo solo frente a este gobierno marxista " en las cuestiones referidas a las violaciones de los derechos humanos).

Pereira formuló sus comentarios en una entrevista con la periodista Sorda Breccia, conductora del programa Primera voz, de AM Libre, cuando aún no se conocía la resolución del gobierno. El General retirado estimó que, además, Gloodtdofsky se merecía un arresto a rigor de 30 días, el máximo aplicable, y no asignarle destino, es decir, mantenerlo a disposición en el Ministerio de Defensa, sin mando, "si decide continuar en actividad". Aunque no lo afirmó, Pereira sugirió que Gloodtdofsky debería solicitar su pase a retiro.

El General sancionado, que se ufana de haber clausurado el Parlamento en 1973, "y si por mí fuera, lo cierro de nuevo ", todavía no ha dicho esta boca es mía y quizás aguarde la formación de un tribunal de honor, una instancia que puede solicitar él mismo o imponerla el comando del Ejército.

Su relevo de la misión en Haití clausura un aspecto de la crisis que estalló cuando el informativo de Canal 12 dio a conocer el episodio, pero abre un saludable debate sobre cómo modificar el pensamiento íntimo de los oficiales superiores de las Fuerzas Armadas, que recurrentemente provocan sarpullidos políticos cuando se expresan abiertamente.

UNA RESOLUCIÓN FULMINANTE.

El Presidente Tabaré Vázquez, en acuerdo con la Ministra de Defensa, Azucena Berrutti, adoptó una drástica resolución, el lunes 5, que dejó mal parado al Comandante del Ejército, Teniente General Jorge Rosales.

La Ministra tomó inmediatamente cartas en el asunto cuando se enteró, por la prensa, del entredicho de Gloodtdofsky con cuatro oficiales de la Armada que participaron de la reunión de camaradería en Haití. Habían transcurrido, por entonces, dos semanas entre el episodio y su difusión pública, y en ese lapso la Ministra no había sido informada del mar de fondo que estaban provocando los informes enviados a Montevideo por los oficiales navales.

Había una evidente desconsideración y una subestimación del superior jerárquico, en este caso la propia Ministra. Berrutti expresamente dejó en un segundo plano ("no importa mi molestia", explicó) el desconocimiento de su jerarquía, que sin dudas afectaba el relacionamiento con sus subalternos y volvía a evidenciar el valor relativo que los militares otorgan, en los hechos y por inercia, a su sometimiento al poder civil. Y puso de relieve la "gravedad" de los hechos, que afectaban la participación de Uruguay en las misiones de paz de las Naciones Unidas.

El Comandante Rosales, en la oportunidad, compartió la apreciación de gravedad pero, dijo, no creía que el episodio pudiera afectar el destino del General Gloodtdofsky en Haití. Se equivocó: la apreciación del Presidente y la Ministra quedó expresada en un contundente comunicado de prensa:

"Habiéndose practicado las diligencias de rigor y determinado la responsabilidad que le cupo en los hechos de notoriedad al General Raúl Gloodtdofsky, el Poder Ejecutivo resolvió en el día de hoy relevarlo de su misión como segundo Comandante de la Fuerza de Mantenimiento de la Paz de la Organización de las Naciones Unidas en la República de Haití, a partir de la fecha del acto que así lo dispone, y aplicarle ulteriormente las sanciones respectivas". Tan fulminante fue la resolución que la cancillería había comunicado cuatro días antes a las Naciones Unidas que Gloodtdofsky iba a ser relevado.

En un aspecto también se equivocó en sus apreciaciones el General Pereira: la sanción aplicada a Gloodtdofsky fue un arresto de 15 días, no de 30. Pero sí fue acertada su presunción de que, para preservar la verticalidad de mando, era necesaria una medida drástica.

Mientras el General Gloodtdofsky se daba por enterado de la resolución y reivindicaba, ante los periodistas, su derecho a no formular declaraciones (con lo que quedaba en un cono de sombra la contradicción entre sus desmentidos y la responsabilidad que se le adjudicó tras las diligencias de rigor), la Ministra Berrutti encaraba en su despacho a los Comandantes de la Armada, Juan Fernández, y del Ejército, Rosales, para dilucidar el punto de por qué no había sido informada inmediatamente del incidente.

Los trascendidos de prensa dibujan una coyuntura que le evitó al gobierno desplazar a los Comandantes, una medida que se consideraba "de cajón" en tanto la Ministra no fue informada; un desplazamiento de los Comandantes introducía otra delicada situación porque, a la vista del relevo del General Carlos Díaz por sus encuentros no autorizados con dirigentes políticos, las opciones del gobierno en el espectro de los generales en actividad no son muchas, y en cualquier hipótesis generarían, como generó antes, pases a retiro.

Afortunadamente, el gobierno no se vio en la disyuntiva de encarar ese escenario, aunque para ello deba mirar para el costado: el vicealmirante Fernández estaba de viaje cuando en el comando de la Armada se recibieron los informes desde Haití; y el Teniente General Rosales adujo que se enteró de los episodios por la prensa, al mismo tiempo que la Ministra. Salvada formalmente la responsabilidad (habría que determinar cuándo Fernández regresó al país y cuándo fue que se enteró del episodio), la sanción recayó sobre el contralmirante Óscar Debali, que suplantaba a Fernández.

EQUILIBRIO INESTABLE

El episodio del relevo de Gloodtdofsky pone en el tapete la cuestión del margen que tiene el gobierno para elegir a sus colaboradores militares. Es un hecho que Gloodtdofsky fue premiado por el gobierno, primero otorgándole un destino en la Casa Militar, con lo que, en medio de las gestiones para obtener información sobre los desaparecidos, lo colocaba en el círculo más íntimo del Poder Ejecutivo; después fue ascendido a General, tras su inclusión en una lista de posibles candidatos, en la que al principio no aparecía su nombre.

Y finalmente fue destinado a Haití, en una misión delicada, tanto por la responsabilidad de asumir la segunda comandancia de todas las tropas de las Naciones Unidas destacadas allí como por el hecho de que esa participación es polémica, dentro y fuera de fronteras (de las nuestras y de las de Haití). Tan delicada es la misión y tanta responsabilidad implica, que recientemente 113 cascos azules de Sri Lanka fueron desafectados y evacuados de Haití, acusados de incurrir en aberraciones sexuales. Tales episodios -y otras acusaciones de conductas similares respecto de otros contingentes- generan en la población haitiana un creciente sentimiento de rechazo a la misión de las Naciones Unidas.

¿Se equivocó el gobierno en la valoración de las aptitudes del General Gloodtdofsky? ¿O su promoción fue consecuencia de "la lógica de lo posible", que podría expresarse de modo más coloquial: "es lo que hay, valor"? En cualquier caso, la decisión del gobierno fija una pauta: las medidas serán tajantes cuando se producen los hechos. Ello lleva a visualizar un escenario en el que el gobierno se arriesga a que se produzcan tales incidentes, pero, ocurridos, no los tolera. De ser así la ecuación, el gobierno se enfrenta a la eventualidad de actuar, siempre, de contragolpe. Quizás no haya otro remedio.

EL PENSAMIENTO ÍNTIMO.

Entre las expresiones de acatamiento de los militares al poder político y las opiniones que les merece ese mismo poder hay una gran distancia, whisky o café con leche mediante. La pregunta que se impone es dilucidar si ese pensamiento íntimo que desprecia al poder civil y a la democracia está reducido a los Gloodtdofsky o es generalizado entre los mandos superiores. El Diputado Luis Rosadilla (MPP), en una entrevista con AM Libre, opinó al respecto: "Había un pensamiento dominante, es un pensamiento dominante”.

Ese pensamiento, esa ideología, queda contenida en función de las normas disciplinarias, de las normas institucionales. Es posible que eso se libere y se exprese tal como es, que parece ser lo que ha pasado. Parece ser que las cosas que no se dicen en determinadas situaciones o que se contienen, en otras se liberan, y eso también es parte de las transformaciones que hay que hacer, en la educación, replanteamiento de la historia, en los valores en que se deben educar las Fuerzas Armadas.

HAY MUCHO PARA HACER

Parece ser que ese pensamiento está ahí, subterráneo, y a veces, deliberadamente o no se "libera". El General Pereira, en esa misma entrevista, aportó un punto de vista franco, directo: "Las Fuerzas Armadas están dentro de un sistema político. Creo que nadie puede decir que tenemos unas Fuerzas Armadas malas y un sistema bueno. Cuidado, si las Fuerzas Armadas son malas, el sistema es malo". El General Pereira sugiere una solución: "El sistema debe generar las condicionantes para unas buenas Fuerzas Armadas. Siempre que hay una Fuerza Armada hay una conducta política que de alguna manera propicia o disimula la sin conducta".

Y redondeó su pensamiento haciendo alusión a la foto de la tapa de la anterior edición de Brecha, que a la periodista Breccia le pareció toda una síntesis, puesto que la imagen del secretario de la Presidencia, Gonzalo Fernández, sosteniendo un paraguas donde Gloodtdofsky se cobijaba de la lluvia, le recordó otra fotografía, la famosa de Pinochet y Allende antes del golpe. Y dijo el General Pereira: "'Sobre la foto de Brecha, esa foto sí le cambia la cara, es una constante: siempre que hay un militar, hay un paraguas político arriba ".

Habrá que agradecerle al General Gloodtdofsky que sus infortunadas manifestaciones en Haití tuvieran la virtud de despejar una cuestión de futuro, no del pasado: la responsabilidad del poder civil para cambiar la mentalidad militar, en lugar de disimularla.

MONTEVIDEO/URUGUAY/12.11.07/COMCOSUR AL DÍA
_________________________________________________________

2) A PESAR DE LO QUE DIGA FASANO
GLOODTDOFSKY SÍ AMENAZÓ A ROGER RODRÍGUEZ, Y MÁS...

SE DICE DE MÍ...
Samuel Blixen (Brecha)

Un espectacular título a toda página de la tapa de La República del sábado 3 hizo añicos la denuncia de Brecha sobre las amenazas de muerte del General Raúl Gloodtdofsky contra el periodista Roger Rodríguez. ¿Cómo fue posible ese éxito periodístico? Simplemente preguntándole al General, ahora destituido del mando que ostentaba en la misión de las Naciones Unidas en Haití, si era cierta esa versión.

Gloodtdofsky desmintió tajantemente "la especie salida de mentes fantasiosas" y dijo sentirse "en estado de shock. Lo que dicen de mí es gravísimo y es completamente falso que yo haya amenazado a su periodista", afirmó en una conversación con el director de La República, Federico Fasano. Asunto zanjado: el "incidente" quedó "resuelto" y pudo "restablecerse la relación profesional en los temas de interés público " entre el General y el periodista "presuntamente amenazado".

La República, que en esa crónica detalla la intervención del director Fasano para desactivar amenazas contra "sus" periodistas, no puso en duda, en días siguientes, el valor de los desmentidos del General Gloodtdofsky. El militar también había desmentido el tenor de sus afirmaciones durante una cena de camaradería el 12 de octubre, pero el gobierno, a diferencia de Fasano, optó por no otorgarle tanto crédito, y resolvió sancionarlo. En este caso, era la palabra de Gloodtdofsky contra la de cuatro oficiales de la marina. En aquél, era la palabra de Gloodtdofsky contra la de una fuente de Brecha.

Puesto que la fuente de Brecha no usa uniforme militar, y su veracidad quedó fulminantemente devaluada por el titular de La República, será necesario abundar en detalles para aproximarse a la verdad: Las amenazas del General Gloodtdofsky fueron formuladas hace unos tres meses en uno de los salones del hotel Montana, en Puerto Príncipe, donde el entonces segundo Comandante de los cascos azules vivía en una suite antes ocupada por un General chileno, también removido de su misión.

Gloodtdofsky había regado abundantemente el almuerzo que compartía con varios funcionarios civiles de las Naciones Unidas y se sintió -como después ante sus colegas de la Armada- dispuesto a revelar sus más íntimas convicciones. Mientras algunos de los comensales civiles optaban por levantarse de la mesa, visiblemente incómodos, Gloodtdofsky explicaba en voz alta que la Fuerza Aérea uruguaya había "abierto una ventana" sobre el misterio de los desaparecidos. "Hay que decir que están todos muertos, y punto", afirmó el vehemente militar, que cuestionó, además, las extradiciones de tres oficiales sometidos a proceso en Chile.

La "ventana", en realidad, había sido abierta por los informes periodísticos de Roger Rodríguez sobre el "segundo vuelo", de modo que Gloodtdofsky se permitió una nota al pie: "A ese concha 'e su madre un día de éstos lo voy a matar", dijo, apropiándose de una expresión muy chilena. Y, puesto que estaba en plan de confesiones, recordó que él había participado en el operativo militar de clausura del Parlamento en 1973.

"Si por mí fuera, lo cierro de nuevo ", advirtió. Gloodtdofsky también mencionó un incidente en Cité Soleil, un barrio crítico de Puerto Príncipe: durante un operativo de vigilancia, el vehículo en el que viajaba el segundo Comandante de los cascos azules fue alcanzado por una bala, que destrozó el parabrisas. Gloodtdofsky abandonó presto el vehículo y se refugió en una tanqueta blindada. "Es que aquí vivimos como en Fa-luya", explicó, instalando una similitud exagerada con la ciudad iraquí arrasada por los bombardeos estadounidenses, donde se concentra la resistencia a la invasión y donde las tropas extranjeras no terminan por asumir el control militar frente a la sublevación.

Tomando en cuenta el contexto y el personaje, difícilmente podría concluirse que existiera un propósito concreto de atentar contra la vida de Roger Rodríguez. Pero de ninguna manera hay que banalizar tales amenazas, porque son de aquellas que generan un clima, y muchas veces, como lo demuestra el reguero de periodistas asesinados en América Latina en los últimos tiempos, son el epílogo de una conducta de presiones sobre aquellos comunicadores que insisten, pese a los riesgos, en cumplir con su misión.

El director Fasano le hizo un flaco favor a "su" periodista, anteponiendo su afán protagónico y, quizás, un cálculo político errado sobre el desenlace de la crisis promovida por los dichos de Gloodtdofsky. La amenaza fue real, no presunta, y el desmentido no torció la determinación del gobierno.

MONTEVIDEO/URUGUAY/12.11.07/COMCOSUR AL DÍA
_________________________________________________________

3) GILBERTO VÁZQUEZ:
“LOS ESQUELETOS Y LAS CENIZAS SE TIRABAN A UN ARROYO”

MUERTOS POR TORTURA ENTERRADOS...
(Búsqueda)

En 1974 y 1975 para no afectar “sensación de tranquilidad”. Los restos de una treintena de militantes izquierdistas muertos por tortura en unidades militares del país en los primeros años de la dictadura fueron sepultados clandestinamente, y luego desenterrados entre fines de 1984 y principios de 1985 para ser quemados "con gasoil en tanques de 200 litros", declaró el ex coronel Gilberto Vázquez en una audiencia judicial el 24 de octubre, según se informó a Búsqueda.

"Si alguien se moría había que hacerlo desaparecer", dijo Vázquez ante el juez Luis Charles y la fiscal Mirtha Guianze, al comentar una orden que atribuyó al entonces comandante en jefe del Ejército Julio C. Vadora. Reveló que la orden fue dispuesta para no afectar la "sensación de tranquilidad" que vivía el país en los años 1974 y 1975, época en que "había una crisis económica".

En setiembre de 2006 Vázquez fue procesado por Charles junto con los militares retirados Ernesto Ramas, Jorge Silveira, José Nino Gavazzo, José Arab y Luis Maurente y los policías retirados Ricardo Medina y José Sande. Todos fueron imputados del delito de privación de liberad. El siguiente es parte del interrogatorio judicial referido a la "operación zanahoria":

- ¿Cómo era esa operativa?
- Se buscaba a mano, con una varilla, teniendo un lugar aproximado. Se desenterraba y se quemaban con gasoil en tanques de 200 litros los esqueletos y las cenizas se tiraban a un arroyo, no se cuál, una cañadita. Se hizo en el campo frente al (Batallón) 14.

- ¿En algún otro lugar?
- No sé. Tengo entendido que el lugar fundamental era ése.

-¿Cómo lo sabe?
- Comentarios de la época, a fines del '85. No voy a decir de quiénes eran los comentarios. Están todos muertos.

- ¿Quién estuvo a cargo de esa operativa?
- El coronel (Alfredo) Lamy. El que ordenó la cosa es el general Washington Várela y el ejecutor fue el coronel Lamy.

- ¿Con qué personas se realizó esa operativa?
- Con dos o tres jefes más del servicio, seleccionados por él, que están todos muertos.

- Diga los nombres.
- Déjelo así.

- ¿Se utilizó algún tipo de maquinaria?
- Que yo sepa no. Se hizo a pala.

- ¿Cuántos cuerpos?
- "Cerca de treinta".

Al continuar el interrogatorio, Vázquez dijo que esa operación se realizó entre fines de 1984 y principios de 1985 y que él se enteró después."¿Conoce usted si las personas detenidas en Argentina y trasladadas a Uruguay en el vuelo del 5 de octubre de 1976 fueron fusiladas en una unidad militar?", preguntó el juez. "No conozco, pero no encuentro la menor lógica, porque en Argentina se mataba a todo el mundo así que no veo para qué traerla a matarla acá", contestó.

"¿Quiénes son entonces los 30 muertos que sacaron (en la Operación Zanahoria) del batallón N" 14?", insistió Guianze. "En todas las unidades se interrogaba y se hacía con métodos duros. En 1974 o 1975 se dio la orden verbal de que no podía aparecer ningún muerto, orden que vino del Comando del Ejército, en ese momento el comandante era Vadora. A mi me la dio (el jefe del Servicio de Inteligencia Amaury) Prantl".

MONTEVIDEO/URUGUAY/12.11.07/COMCOSUR AL DÍA
_________________________________________________________

4) ¿CORRUPTOS O INCAPACES?
SIGUEN LOS ROBOS DE ARMAS Y EQUIPOS EN LAS FUERZAS ARMADAS

MÁS ROBOS EN LA FUERZA AÉREA
AHORA SE TRATA DE DOS SOFISTICADOS EQUIPOS DE COMUNICACIÓN
(La República)

Se trata de aparatos de última generación, capaces de captar e interceptar frecuencias militares

Cuando aún está en pleno desarrollo la investigación sobre el robo de 13 armas de guerra en Boiso Lanza --cinco de las cuales aun no fueron recuperadas--, LA REPUBLICA está en condiciones de informar que se produjeron nuevos robos, esta vez de dos modernos y poderosos equipos base digitales de comunicación, con tecnología de última generación.

La Fuerza Aérea detectó nuevos faltantes. La denuncia habría sido presentada por las autoridades de la Aviación a la Justicia dos semanas atrás, pero las versiones no son coincidentes acerca de cuándo se produjo el faltante, si en los días previos a la denuncia o si se remonta al tiempo de los primeros robos de armas, fines de marzo del presente año.

En lo que nadie duda es que se asiste a otro impactante robo en la Fuerza Aérea, esta vez de equipos de comunicación de compleja tecnología. También hay coincidencia en las diversas fuentes en que la indagatoria está en la etapa inicial y poco se sabe de quiénes pudieron ser los autores y adónde fueron a parar los costosos y modernos equipos.

Si bien el hermetismo de la Fuerza Aérea es absoluto, LA REPUBLICA está en conocimiento de que las autoridades de la fuerza del aire informaron a sus pares del Ejército del robo de los equipos y de la potencia de los mismos que pueden captar al menos dos frecuencias de la fuerza de tierra y otras dos de la propia Aviación.

Las fuentes informaron que se viene sustanciando una investigación administrativa en la Fuerza Aérea para determinar las eventuales responsabilidades de este caso que vuelve a poner al descubierto serios problemas en los sistemas de seguridad y control internos. Por este hecho, por el momento no hay acusados y la investigación se desenvuelve de modo muy reservado.

En el caso de las armas robadas, puesto en conocimiento de la opinión pública por LA REPUBLICA en su edición del 13 de setiembre, el juez penal de 15º turno, doctor Ricardo Míguez, procesó el 17 de setiembre a cuatro soldados de la Fuerza Aérea --todos ellos con prisión-- y cuatro civiles --sólo uno con prisión que ya estaba recluido en el Comcar--.

A los efectivos militares el magistrado les imputó un delito de "peculado en régimen de reiteración real", mientras el recluso fue imputado de coautoría de peculado en reiteración real.

TAMBIÉN ROBARON ARMAS EN EL EJÉRCITO

A la exposición pública sufrida por la Fuerza Aérea ante la sucesión de robos, se le sumó en los últimos días una situación similar en el Ejército.

A partir de una investigación policial llevada adelante por la Seccional 5ª de Montevideo, se recuperaron seis fusiles M2 A1 que pertenecían al Servicio de Material y Armamento (SMA) y que se desconoce por qué vía llegaron a manos del hombre de 34 años que tenía esas armas y otras, más 6.000 municiones, en su casa de la calle Lacio, en Jardines del Hipódromo.

En rigor, avanzada la investigación, se llegó a la conclusión de que de esas armas, fusiles de asalto M2, modelo A1, que gozan de gran prestigio por su precisión y son muy codiciadas por los cazadores profesionales, faltaba un total de nueve, tres de las cuales se desconoce su destino.

Este caso, en el cual se especula que puede haber efectivos del Ejército implicados, viene siendo investigado por el juez penal de 1er. Turno, Juan Fernández Lecchini, quien aguarda para estas horas un informe del Servicio de Material y Armamento, antes de adoptar nuevos pasos, como ser citaciones a militares responsables del citado servicio del Ejército.

MONTEVIDEO/URUGUAY/12.11.07/COMCOSUR AL DÍA
________________________________________________________

5) NUEVO FOCO DE RABIA; YA SUMAN 26
AMPLIARON RADIO DE VACUNACIONES Y SIGUEN CAPTURAS
(El País)

Un nuevo foco de rabia paralítica fue detectado el fin de semana en Rivera, dentro de la zona afectada y ya llegan a 26 casos, con 196 animales muertos. El caso se registró también en Rincón de Dinis, en la zona forestada, confirmaron fuentes oficiales a El País.

Paralelamente se desestimaron dos nuevas sospechas de rabia paralítica. Una fue denunciada dentro de la zona problema, y la otra a pocos kilómetros de Curticeiras.

Los técnicos no descartan que sigan apareciendo algunos focos más en el departamento pero, mientras tanto, se juegan a las vacunaciones preventivas de todos los animales susceptibles. En ese sentido, se llevan inmunizados 27.800 animales en Rivera pertenecientes a 170 productores.

En paralelo, se sigue con la lectura sobre el terreno de posibles animales mordidos que todavía no presenten síntomas clínicos. Ya se empezó a vacunar en Tacuarembó y hoy se focalizarán las inmunizaciones a la izquierda de Ruta 5, entre Cerro Alegre y Manuel Díaz.

También siguen las capturas de vampiros, que son enviados al laboratorio, pero no se han detectados más positivos. Asimismo los técnicos comenzaron a envenenar las colonias.

MONTEVIDEO/URUGUAY/12.11.07/COMCOSUR AL DÍA
_________________________________________________________

6) TIEMPOS MODERNOS
EL OCASO DE LOS AUGURES
Por Andrés Capelán

Claro, los tipos viven de eso. Hay que ponerse en su lugar, no debe ser fácil tener que lidiar con esa situación. Es más que obvio que ellos no tienen la culpa de lo que pasa, pero bueno, precisamente por eso no vendría mal un poco de humildad, al menos, aunque más no fuera, algunas explicaciones de por qué no pasó lo que dijeron que iba a pasar. ¿No? Porque hace tiempo que le vienen errando feo y los tipos siguen sonriendo y augurando como si tal cosa. Si, mas bien que estoy hablando de los pronosticadores del tiempo.

El pasado 16 de agosto, el diario La República publicó un reportaje al meteorólogo de Montecarlo Televisión y Televisión Nacional, Núbel Cisneros, en el que el científico anunciaba la desaparición de la primavera, y el paso abrupto de un gélido frío invernal a un bochornoso calor veraniego “a mediados del mes de octubre”. "Las tendencias indican que el invierno se va a prolongar más allá de lo normal, con heladas tardías hasta el mes de octubre. Saltaríamos de un invierno muy frío y seco directamente al verano, con temperaturas que irán en rápido ascenso", decía entonces Cisneros.

Bueno, el invierno “frío y seco” nos dejó terribles inundaciones, y ya estamos a mediados del mes de noviembre y todavía estamos esperando ese “rápido ascenso de temperaturas”. Cuando escribo esto el termómetro marca 8º, el cielo está nublado, anoche llovió y en un rato volverá a llover. Desde hace un mes, salvo algún día en que hizo calorcito, las temperaturas oscilaron entre los 5º y los 25º. La mínima para mañana es 10º y la máxima 20º. Viento, lluvias, flores, golondrinas... ¿si esto no es la Prima, la Vera donde está?

Hago un alto en el camino y quiebro una lanza por los humildes jugadores de fútbol, quienes –junto con algunos directores técnicos- son las únicas figuras públicas que reconocen sus fracasos. Todos los demás (con los políticos a la cabeza) siempre encuentran a otro para echarle la culpa. Los jugadores, en cambio, aceptan sus errores sin por ello sentir menoscabadas sus capacidades o su hombría. Dicen: “si, la verdad, que sí, las cosas no salieron como las habíamos planeado, ellos fueron superiores a nosotros, no pudimos imponer nuestro juego, pero bueno, hay que seguir trabajando para darle una satisfacción a la afición” y el hincha queda agradecido. Triste porque su cuadro perdió, pero satisfecho porque los muchachos pusieron todo en la cancha y van a corregir los errores que impidieron el triunfo.

Bueno, yo no voy a pedir que los meteorólogos reconozcan que el cambio climático ha hecho poco menos que imposible pronosticar el estado del tiempo a mediano plazo y muy difícil pronosticarlo en el corto. No les voy a pedir que se dediquen a otra cosa, porque bueno, como que no hay mucha fuente de trabajo calificado por acá. ¿Vio? Yo me conformaría con que por lo menos me explicaran por qué no pasó lo que pensaban que iba a pasar.

Me imagino al pronosticador Vázquez Melo serio, sentado contra la pared, enfocado de arriba (como hacen con los jugadores de fútbol), con poca luz, diciendo a la cámara: “Si, la verdad, que sí, que éste frente frío que apareció por el sur no lo teníamos previsto. Pensábamos que iba a seguir estacionado y no se iban a producir estas inundaciones tan terribles. Yo pienso de que tenemos que mejorar mucho porque esto del calentamiento global nos está superando, no estamos acostumbrados a este tipo de planteo climático, pero bueno, estamos trabajando para eso...” ¿Se lo imaginan? Si, es difícil, lo sé.

Pero a no desesperar. El gobierno ya está trabajando para solucionar este problema del clima. Hace unos días el diario El País dio cuenta de esos esfuerzos en una nota que comienza diciendo que “Los pronósticos del clima (sic) que los meteorólogos de televisión presentan para el próximo verano subió (sic) las temperaturas (sic) en el Frente Amplio, donde se reprocha que cada profesional salga con su propia predicción y el Estado no cuente con uno (sic) oficial que pueda ser divulgada (sic) en lo (sic) medios de comunicación” (si, lo que se pronostica no es el clima sino el estado del tiempo, y el corrector de El País justo faltó ese día, pero no se me distraiga).

La publicación anunció que a tales efectos, “La bancada parlamentaria oficialista hará contactos por este tema con el Poder Ejecutivo y con las autoridades de la Dirección Nacional de Meteorología. El diputado Jorge Pozzi (Nuevo Espacio) dijo a El País que ‘tiene que haber una versión oficial de las estimaciones para que la gente lo sepa, pero también para que el gobierno tome decisiones’. Para ello propondrá que Meteorología encabece un equipo ‘que trabaje en una perspectiva de aquí a dos meses y al verano’ para que el Poder Ejecutivo reciba un informe oficial de sus servicios climáticos”. Digo yo... ¿Y la Dirección Nacional de Meteorología no es un organismo estatal, oficial? ¡Ay dios! ¿Hay Dios?

Por su parte, el pasado 13 de octubre el director de la Escuela de Formación de Meteorólogos, Mario Bidegain, dijo al diario El Observador que "parece que algunos meteorólogos están jugando en una especie de ruleta, donde dejan librado al azar si ocurre o no tal fenómeno". Oiga, Bidegain... ¿está seguro de que son los pronosticadores los que “dejan librado al azar si ocurre o no tal fenómeno”? ¿No será que la rapidez y la aleatoriedad con la que suceden ahora los fenómenos meteorológicos hacen imposible predecirlos con anticipación?

En fin, querido lector, si está nervioso, tranquilícese, que el gobierno progresista ya tomó cartas en el asunto y pronto se terminará esta incertidumbre en la que vivimos, y no tendremos que andar siempre con el buzo y el paraguas en el bolso. Si al momento de leer esto está tomando un té caliente enfundado en su camperita de Polar y sus medias de lana, hágase ver por el médico, porque ya vio que estamos en verano desde fines de octubre. “A finales de octubre estaríamos ingresando en el verano, con temperaturas que irían en rápido ascenso", decía Cisneros. Si, claro, la temperatura en casa va en rápido ascenso porque tuve que prender la estufa. ¡Que vivo! Yo para mi, que habría que publicar el pronóstico del tiempo en la misma página que el Horóscopo. El porcentaje de aciertos es más o menos el mismo...

MONTEVIDEO/URUGUAY/12.11.07/COMCOSUR AL DÍA
_________________________________________________________

COMCOSUR AL DÍA es un servicio de
COMCOSUR / COMUNICACIÓN PARTICIPATIVA DESDE EL CONO SUR
BRANDZEN 2106 / OF.10 / CP 11200
MONTEVIDEO / URUGUAY
TELEFAX: ( 598 2 ) 408 16 50
E-MAIL: comcosur@comcosur.com.uy
WEB: www.comcosur.com.uy
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Enviado por
Revista Koeyú Latinoamericano
revista@koeyu.com
Tel. (58 212) 481 7740
Cel. (58) 412 7332730
http://koeyu.blogspot.com
Caracas. Venezuela
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

1 comentario:

Raúl dijo...

Blixen, comprate una vida, no tenes honor por eso te metes con los que si tienen.